iRCONGAS apunta al AutoGas GLP y BioGas como una alternativa sostenible real y accesible frente al vehículo eléctrico

/COMUNICAE/

La adquisición de vehículos ecológicos aún puede suponer un alto coste económico para una gran parte de la población. Ante este problema, el uso de vehículos propulsados por AutoGas o la conversión de vehículos a GLP para darles una segunda vida, puede ser una opción más accesible

En un momento crucial para la búsqueda de soluciones sostenibles en la movilidad, la empresa española iRCONGAS, líder en la conversión de vehículos a Autogas GLP (Gas Licuado de Petróleo), señala al AutoGas GLP y al BioGas (también conocido como BioAutoGas o BioGLP) como alternativas reales y accesibles para los ciudadanos como un medio de transición hacia el uso de vehículos más amigables con el medio ambiente.

Incluso, esta transición ecológica puede ser más sencilla utilizando AutoGas GLP frente al uso de coches eléctricos. Y es que algunos países de la Unión Europea (UE) están empezando a enfrentar ciertos inconvenientes debido a la infraestructura de carga de los vehículos eléctricos enchufables.

¿Cuál es el «problema» con los eléctricos?
Lo cierto es que a día de hoy la infraestructura para la carga de vehículos eléctricos, aunque ha mejorado y se ha ampliado en los últimos años, está suponiendo un problema en países de la UE como Holanda o Alemania.

Y es que en Holanda, la demanda de electricidad de la red e infraestructuras de carga ha puesto en un aprieto a la red eléctrica de alta tensión del país, ya que los vecinos de ciudades como Utrecht, Rotterdam, Ámsterdam y La Haya están sufriendo apagones porque la demanda de electricidad es mayor que la capacidad de la red general. Precisamente, en Utrecht barajan la posibilidad de desconectar los puntos de carga desde las cuatro de la tarde hasta las nueve de la noche o, incluso, aumentar el precio de la carga para disuadir a los usuarios de su uso.

En Alemania, que cuenta con unos 50.000 cargadores eléctricos en todo el territorio, incluso estudian limitar las cargas de los vehículos ante la saturación de la red eléctrica, especialmente en los meses más fríos de invierno. Hasta la Agencia Federal de Redes de Alemania ha propuesto restringir la potencia de carga doméstica de los vehículos eléctricos.

Esto supone una grave situación, ya que se sigue incentivando la adquisición de vehículos eléctricos, mientras algunas infraestructuras eléctricas actualmente no pueden soportar la carga de cientos de vehículos a la vez.

¿Por qué convertir un vehículo a AutoGas GLP frente al uso de un eléctrico?
Teniendo en cuenta estos problemas de la red eléctrica y que el coste de los vehículos de la gama ecológica siguen siendo altos, el uso de vehículos propulsados por energías alternativas como el GLP supone un gran ahorro económico. Además, permite dar una segunda vida a un coche de combustión sin necesidad de deshacerse de él.

A esto se suma que el precio de los carburantes, aunque descendió a lo largo de 2023 y en los primeros meses de 2024, ha vuelto a situarse al alza. Y es que el GLP se sitúa por debajo del euro por litro de media, frente a la gasolina, que se encuentra alrededor de 1,66 €/litro, y el diésel se sitúa en 1,55 €/l de media.

Además, y lo más importante a tener en cuenta, es que se trata de un combustible más amigable con el medio ambiente, ya que tal, y como indican desde iRCONGAS, el uso del Autogas GLP reduce de forma muy importante las emisiones de CO₂, partículas y NOx.

El BioGas, la alternativa que va ganando peso frente al AutoGas GLP
El BioGas es una variante del GLP utilizado en automóviles que, a diferencia del GLP tradicional, se produce a partir de materias primas de origen biológico. Su producción se lleva a cabo mediante la fermentación de estas materias orgánicas, que pueden proceder de biorresiduos de origen doméstico, industrial y comercial, lodos procedentes de estaciones depuradoras de aguas residuales, estiércol y restos de cultivos de hierbas.

Una vez obtenido el combustible, el BioGas es una fuente de energía renovable para muchos sectores, como el uso doméstico o térmico y, por supuesto, se ha convertido en una gran alternativa al combustible tradicional en el transporte y la automoción. De esta forma, el uso del BioGas GLP es una herramienta igual o más efectiva en el proceso de transición energética que otras opciones, como el vehículo eléctrico, ya que se pueden obtener emisiones neutras de CO₂.

¿Por qué confiar en iRCONGAS?
El taller de iRCONGAS, ubicado en Getafe, cuenta con más de 40 años de experiencia en el sector y más de 30.000 vehículos convertidos a GLP.

Por esta razón, la empresa se ha convertido en una opción confiable en la conversión de vehículos a AutoGas GLP, ofreciendo a miles de conductores una solución integral para obtener la etiqueta ECO y evitar las restricciones de circulación, dando una segunda vida a su vehículo, aumentando la autonomía del mismo y pudiendo beneficiarse de descuentos fiscales.

Más información: https://www.ircongas.com/

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author: