¿Qué tipo de escalera de trabajo es adecuada para ti?

Una escalera de trabajo es esencial en casas, oficinas o pisos. Siempre hace falta acceder a sitios de mayor altura, como por ejemplo el almacén, una lámpara de techo o la base de las cortinas.

Por eso, si estás buscando escaleras, lo mejor es que empieces delimitando el tipo que necesitas. No te agobies si cuando vas a la ferretería encuentras un montón de modelos distintos y no sabes cuál elegir. ¡Para eso nosotros estamos aquí!

A continuación, te mostraremos los tipos de escalera de trabajo más comunes en el mercado, y te demostraremos cuál es la más adecuada para tu espacio.

Modelos de escaleras según su material

La mayoría de las tiendas actuales ofrecen catálogos de escaleras de acuerdo al material de fabricación y al modelo.

Las escaleras de madera son una herramienta básica en trabajos en los que necesitas un soporte aislante, por ejemplo, cuando vas a manejar un equipo eléctrico. No son flexibles, por lo que tendrás un soporte seguro y resistente.

Por otro lado, las escaleras de aluminio vienen en modelos más versátiles y ergonómicos. Además, suelen ofrecer modelos más variados que las de madera, porque su material les permite ser prácticas.

También puedes encontrar escaleras de fibra, las cuales son más flexibles que las anteriores y son completamente aislantes. Ideales para trabajos eléctricos o térmicos y en almacenes con material industrial o en caso de estar en un espacio con equipo magnético.

Modelos de escaleras según su estructura

De acuerdo a su estructura y a la altura que alcanzan, las escaleras de trabajo pueden dividirse en los siguientes tipos:

 

  • Escaleras de un tramo: son aquellas en línea recta. Usualmente están hechas de madera o fibra, pero también las hay de aluminio. Algunas vienen con un tramo extensible (máximo un 50% de su altura total)
  • Escaleras doble de tijera: la escalera se abre en dos para formar un triángulo con el suelo mediante un dispositivo de articulación. Ofrecen un mayor soporte que cualquiera, aunque no son muy altas
  • Escaleras mixtas con rótula: son sumamente útiles, tanto en casa como en la industria, pues son bastante prácticas. Las puedes doblar con una articulación de metal para alturas medias y en caso de que necesites un poco de altura extra las puedes extender para formar un tramo único a un lado.
  • Escaleras articuladas: se asemejan más a plataformas flexibles que a una escalera, pues te permiten mantenerte en alto como si fueran taburetes a la altura que elijas. Si necesitas guardarla en el almacén o debajo de la cama, puedes plegarlas.
  • Escaleras escamoteables: son aquellas que se utilizan para acceder a una buhardilla o desván mediante un mecanismo de pliegue. Cuando jalas la palanca, la escalera se extiende de arriba hacia abajo.

 

Lo más importante a la hora de escoger una escalera de trabajo es tener en cuenta las normas de seguridad para su uso. Bajo ninguna circunstancia deben ser consideradas juguetes o usarse en situaciones de riesgo (un suelo frágil o poco soporte).